El Protocolo familiar y su contenido

Los instrumentos de toda empresa, como son los acuerdos estatutarios, pueden resultar insuficientes para una empresa familiar, pues en las empresas familiares se precisa regular otros aspectos que normalmente no son necesarios en empresas no familiares, como los siguientes:

  • Acceso y salida de familiares al gobierno de la empresa
  • Sucesión
  • Formación de los futuros directivos
  • Pactos intrafamiliares
  • Valores éticos
  • Fórmulas para resolución de conflictos,
  • Relaciones económicas y profesionales entre los miembros de la familia y la empresa

Todo ello con el fin de asegurar la continuidad de la empresa de una manera eficaz. Todas estas cuestiones y otras de importancia dentro de la familia pueden ser acordadas en el marco de lo que denominamos “protocolo familiar”

Aquí es importe señalar que el momento para abordar la creación de un protocolo familiar es cuando no se necesita. Es decir, antes de que pueda surgir cualquier discrepancia y debe contar con el consenso de todos los familiares.  Por eso es importante su redacción en un momento pacífico, de la mano de los fundadores, para anticiparse a futuros posibles problemas. En el proceso de su elaboración es importante que se impliquen la mayoría de los miembros y que se produzca un debate de los temas a incluir en el mismo. También es conveniente que se revise periódicamente para mantener su vigencia antes los cambios que se vayan produciendo.

 

Contenido del protocolo familiar

El contenido puede ser tan amplio y complejo como la familia y su grupo empresarial requiera. No obstante, las empresas familiares con más éxito suelen disponer de estructuras y reglas sencillas, pero eficaces. La estructura más habitual, o el contenido mínimo que debería dotarse el protocolo familiar es el siguiente:

Introducción:  Suele ser habitual y aconsejable en la introducción realizar consideraciones sobre el fundador, la familia, el origen de la empresa, los valores que el fundador o fundadores impregnaron en la empresa, el ámbito de sus actividades, donde nació y todas aquellas consideraciones históricas desde los fundadores hasta la actualidad

Historia: Historia de la empresa y de la familia.  Los hechos y decisiones principales que han traído a la empresa hasta hoy

Valores familiares: Los valores de la familia y, consecuentemente, los valores a trasponer a la empresa

Valores corporativos: Valores corporativos, si los hay, que complementan los valores de la familia que han sido traspuesto en la empresa.

La empresa: Descripción de la empresa o grupos de empresas, su misión y visión, y perspectivas de futuro sobre el diseño de la empresa familiar. El protocolo está orientado a la continuidad de la empresa y, por tanto, al relevo generacional en la dirección y en la propiedad.  Deberá establecerse un compromiso de adaptación en el futuro de forma regular

Supuestos en que la sociedad deberá perder el carácter de empresa familiar: La familia puede decidir, si se cumplen determinados supuestos, o por decisión de la mayoría de los miembros de esta, dejar de ser y comportarse como una empresa familiar.

Pactos Sociales o Estatutarios: Son aquellos que pueden incorporarse a los estatutos sociales.  Tienen naturaleza societaria y son pactos como los siguientes:

  • Régimen jurídico de las acciones o participaciones sociales
  • Mayorías exigibles para la adopción de acuerdos en Consejo y en Junta General
  • Criterios sobre el nombramiento del Consejo
  • Régimen de trasmisión de acciones o participaciones. Supuestos libres y restrictivos
  • Regulación de la autocartera

Pactos para sociales o extraestatutarios: Los pactos para sociales son aquellos pactos que no es posible incorporar en los estatutos sociales, porque no serían inscribibles, pero que son convenientes de establecer para regular las relaciones entre la familia y la empresa, estableciéndose pactos en los que se regulen aspectos como los siguientes:

  • Normas que regulen las condiciones de incorporación de los miembros de familia en la empresa, cualificación exigible, funciones, retribución y control de su rendimiento.
  • Normas y criterios sobre la jubilación y/o salida de los gestores de la empresa.
  • Condiciones sobre la distribución de dividendos
  • Condiciones sobre las relaciones socio-sociedad (por ejemplo, prestamos)
  • Control de las sociedades patrimoniales de los socios
  • Directrices sobre régimen matrimoniales
  • Consecuencias de divorcio
  • Normas sobre prendas de acciones o participaciones
  • Enajenación partes indivisas.
  • Otros.

Órganos de Carácter Familiar: Es recomendable establecer claramente los criterios de composición, organización y funcionamiento de los órganos familiares, a los que más adelante nos referiremos y que suelen ser la Junta de Familia, El Consejo Familiar y los Comités de seguimiento del Protocolo Familiar.

No es una obligación tener una empresa familiar, pero si realmente se quiere trasladar a la siguiente generación, es necesario llevar a término una serie de tareas como estas.


JDA/SFAI



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter