Tengo tantas deudas que nunca las podré pagar. ¿Qué puedo hacer?

¿Tienes tantas deudas que crees que nunca podrás pagar? Si te encuentras en esta situación, deberías acudir a un especialista, porque tu situación puede tener solución.

Desde 2015, la denominada “Ley de la Segunda Oportunidad” regula un procedimiento para que las personas que tengan deudas tan grandes que nunca van a poder ser satisfechas, puedan llegar a un acuerdo con sus acreedores o exonerarlas.

Podríamos poner muchos ejemplos. Puede ser el caso de un empresario que ha cerrado su negocio y arrastra cuantiosas deudas de proveedores, bancos y Entidades Públicas. Con sus posibilidades actuales, no le va a ser posible, afrontar estas deudas en muchos años.

La Ley de la Segunda Oportunidad le permite que, a través de un mediador concursal, pueda plantear un plan de pagos a sus acreedores, en el que se pueden establecer quitas y esperas. Un plan de pago, ajustado a las posibilidades reales del deudor. Es decir, el plan de pagos se confecciona, a partir de las posibilidades reales del deudor, no a la inversa.

Para ello, el mediador concursal se encargará de convocar una reunión y hacer llegar a la propuesta a los acreedores. Si no es posible llegar a un acuerdo, entonces el mediador concursal, deberá presentar, ante el Juzgado, en el menor plazo posible, un concurso de acreedores que, se denomina “concurso consecutivo”.

El concurso de acreedores consistirá básicamente en el liquidar el activo del deudor y el con fruto de éste satisfacer, hasta donde alcance, el pasivo o deudas. Si es un deudor de buena fe, una vez superada esta fase, podrá pedir al Juez, que le exonere del resto de las deudas que hayan podido ser cubiertas. De esta forma, nuestro empresario podrá abrir otro negocio, o aceptar un trabajo por cuenta ajena, sin que se vea acosado por embargos que cercenen sus ingresos.

Hay muchos casos como éste, pero la regla general es, que si por distintas circunstancias se ha llegado a una situación de insolvencia e imposibilidad de hacer frente las deudas, existe un mecanismo, a través del cual, se puede regularizar esta situación y así dar la oportunidad e volver a empezar sin la losa de situaciones anteriores.

 

JDA/SFAI

 

 



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter