Vinculación a la administración en procedimientos futuros por el resultado de inspecciones fiscales

En ocasiones la Administración Tributaria pretende revisar cuestiones que ya habían sido objeto de actuaciones inspectoras anteriores sin haber dado lugar a regularización, hecho éste que suele ser controvertido.

El Tribunal Supremo ha analizado en una sentencia de 4 de noviembre de 2013 en la que se aplicó la doctrina de actos propios y en la que considera que la Administración queda obligada a ajustar su actuación a la conducta seguida en actos anteriores, incluso cuando éstos fueron tácitos, en aras a preservar el principio de seguridad jurídica.

El supuesto analizado deriva de que la Inspección de Tributos analizó unos contratos de préstamo entres sociedades vinculadas que fueron suscritos en el ejercicio objeto de comprobación y validó la deducibilidad de los gastos financieros que se derivaban. Sin embargo, en un posterior procedimiento inspector se entró a valorar nuevamente los mismos contratos y se negó la deducibilidad de tales gastos por considerar que los negocios jurídicos fueron realizados en fraude de ley. El Alto Tribunal sentencia que si la Administración tuvo por lícitos los gastos financieros de los mismos, a través de actos concluyentes e inequívocos, no estaba en su mano negar con posterioridad tales conclusiones. La Administración tampoco podía considerar que se había producido un cambio de circunstancias por el hecho de que la sociedad se hubiera acogido al régimen de consolidación fiscal, de forma que el ejercicio de este derecho no puede convertir el hecho lícito en ilícito.De vegades l’Administració Tributària pretén revisar qüestions que ja havien estat objecte d’actuacions inspectores anteriors sense haver donat lloc a regularització , fet aquest que sol ser controvertit.

El Tribunal Suprem ha analitzat en una sentència de 4 de novembre de 2013 a la qual es va aplicar la doctrina d’actes propis i en què considera que l’Administració queda obligada a ajustar la seva actuació a la conducta seguida en actes anteriors , fins i tot quan aquests van ser tàcits , per tal de preservar el principi de seguretat jurídica.

El supòsit analitzat deriva que la Inspecció de Tributs va analitzar uns contractes de préstec entris societats vinculades que van ser subscrits en l’exercici objecte de comprovació i validar la deduïbilitat de les despeses financeres que es derivaven . No obstant això , en un posterior procediment inspector es va entrar a valorar novament els mateixos contractes i es va negar la deduïbilitat d’aquestes despeses per considerar que els negocis jurídics van ser realitzats en frau de llei . L’Alt Tribunal sentencia que si l’Administració va tenir per lícits les despeses financeres dels mateixos, a través d’actes concloents i inequívocs , no estava a la seva mà negar posteriorment aquestes conclusions . L’Administració tampoc podia considerar que s’havia produït un canvi de circumstàncies pel fet que la societat s’hagués acollit al règim de consolidació fiscal , de manera que l’exercici d’aquest dret no pot convertir el fet lícit en il·lícit.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.