Tributación de la indemnización por despido de altos directivos

A raíz de una Sentencia del Tribunal Supremo del pasado 22 de abril de 2014 interpretativa del art. 11.Uno (extinción del contrato por voluntad del empresario) del Real Decreto 1382/1985 por el que se regula la relación laboral de carácter especial del personal de Alta Dirección, la DGT, en consulta vinculante V1965-15 de fecha 23 de junio, mantiene su criterio sobre tributación en el IRPF.

En la Sentencia que comentamos, el Alto Tribunal ha declarado que entre empresas y altos directivos no es posible pactar que la extinción por desistimiento unilateral del empresario no dé derecho a indemnización alguna.

La DGT mantiene su criterio anterior, por el que la indemnización recibida en los supuestos de cese de la relación laboral especial que une a la empresa con el alto directivo, regulada por el Real decreto 1382/1985, tributa como renta, estando plenamente sometida al Impuesto y a su sistema de retenciones a cuenta.

Y concluye diciendo que partiendo de lo señalado en la Sentencia, que en su dicción literal permitiría pactar indemnizaciones inferiores a la recogida en el precepto, se plantea su incidencia en el ámbito tributario, concretamente en la exención del artículo 7.e) (rentas exentas por indemnizaciones por cese o despido del trabajador) de la Ley 35/2006 del IRPF. A ello procede contestar que la Sentencia no desvirtúa el carácter subsidiario (a falta de pacto) que tiene la indemnización analizada en la Sentencia –“siete días del salario en metálico por año de servicio con el límite de seis mensualidades”-, que sigue sin tener carácter obligatorio, y desde esta perspectiva afirma, de forma un tanto confusa, seguir manteniendo vigente el criterio que, al respecto, hasta ahora ha venido sosteniendo.

Arran d’una Sentència del Tribunal Suprem del passat 22 abril 2014 interpretativa de l’art. 11.Uno (extinció del contracte per voluntat de l’empresari) del Reial Decret 1382/1985 pel qual es regula la relació laboral de caràcter especial del personal d’Alta Direcció, la DGT, en consulta vinculant V1965-15 de data 23 de juny, manté el seu criteri sobre tributació en l’IRPF.

En la Sentència que comentem, l’Alt Tribunal ha declarat que entre empreses i alts directius no és possible pactar que l’extinció per desistiment unilateral de l’empresari no doni dret a cap indemnització.

La DGT manté el seu criteri anterior, pel que la indemnització rebuda en els supòsits de cessament de la relació laboral especial que uneix a l’empresa amb l’alt directiu, regulada pel Reial decret 1382/1985, tributa com a renda, estant plenament sotmesa al Impost i al seu sistema de retencions a compte.

I conclou dient que partint del que assenyala la Sentència, que en la seva dicció literal permetria pactar indemnitzacions inferiors a la recollida en el precepte, es planteja la seva incidència en l’àmbit tributari, concretament en l’exempció de l’article 7.e) (rendes exemptes per indemnitzacions per cessament o acomiadament del treballador) de la Llei 35/2006 de l’IRPF. A això procedeix contestar que la Sentència no desvirtua el caràcter subsidiari (a falta de pacte) que té la indemnització analitzada en la Sentència – “set dies del salari en metàl·lic per any de servei amb el límit de sis mensualitats” -, que segueix sense tenir caràcter obligatori, i des d’aquesta perspectiva afirma, de manera una mica confusa, seguir mantenint vigent el criteri que, sobre això, fins ara ha vingut sostenint.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.