Tramitación de los expedientes de delitos contra la Hacienda Pública

La Ley de Modificación parcial de la Ley General Tributaria contempla un cambio significativo respecto a las consecuencias administrativas cuando concurran hechos que puedan ser constitutivos de delitos contra la Hacienda Pública (resumidamente, cuando la cuota defraudada supere los 120.000 euros): se regula de manera detallada cómo debe actuar la Inspección en los casos en los que, tras unas actuaciones de comprobación, se entienda que se ha incurrido en un delito contra la Hacienda Pública. Entre otros cambios, y a diferencia de la LGT del 2003, se prevé que puedan coexistir dos liquidaciones: una por la deuda que se considera que no es delito (que es recurrible en vía administrativa) y otra por la deuda considerada delictiva (que será objeto del procedimiento penal).

Ahondando un poco más en el tema, se establece una regla general con una excepción, que desarrollamos seguidamente.

Regla general: La regla general será que la Administración liquide, con carácter provisional, las cuotas que puedan verse afectadas por el delito y continuar con el procedimiento recaudatorio.
En consecuencia, la sola existencia del proceso penal no paraliza la acción de cobro.

Será el Juez quien pueda paralizar la acción de cobro si la deuda se garantiza o puedan producirse para el deudor perjuicios de difícil o imposible reparación.

La decisión final sobre la cantidad defraudada y sobre la existencia de delito corresponde al orden penal. La Administración deberá, en su caso, corregir o anular la liquidación que se haya practicado conforme a lo determinado en el orden penal.

Excepción a la regla general: La excepción se dará cuando no se practique la liquidación por la Administración en determinados supuestos tasados en la norma. En este caso, la Administración, como hasta ahora, se abstendrá de iniciar o continuar el procedimiento y pasará el tanto de culpa a la jurisdicción competente, quedando suspendido el procedimiento.

La Llei de Modificació parcial de la Llei general tributària contempla un canvi significatiu respecte a les conseqüències administratives quan concorrin fets que puguin ser constitutius de delictes contra la Hisenda Pública (resumidament, quan la quota defraudada superi els 120.000 euros): es regula de manera detallada com ha d’actuar la Inspecció en els casos en què, després d’unes actuacions de comprovació, s’entengui que s’ha incorregut en un delicte contra la Hisenda Pública. Entre d’altres canvis, ia diferència de la LGT del 2003, es preveu que puguin coexistir dues liquidacions: una per el deute que es considera que no és delicte (que es pot recórrer en via administrativa) i una altra pel deute considerada delictiva (que serà objecte del procediment penal).

Aprofundint una mica més en el tema, s’estableix una regla general amb una excepció, que desenvolupem tot seguit.

Regla general: La regla general serà que l’Administració liquidi, amb caràcter provisional, les quotes que es puguin veure afectades pel delicte i continuar amb el procediment recaptatori.
En conseqüència, la sola existència del procés penal no paralitza l’acció de cobrament.

Serà el jutge qui pugui paralitzar l’acció de cobrament si el deute es garanteix o puguin produir per al deutor perjudicis de difícil o impossible reparació.

La decisió final sobre la quantitat defraudada i sobre l’existència de delicte correspon a l’ordre penal. L’Administració ha de, si s’escau, corregir o anul·lar la liquidació que s’hagi practicat d’acord amb el determinat en l’ordre penal.

Excepció a la regla general: L’excepció es donarà quan no es practiqui la liquidació per l’Administració en determinats supòsits taxats en la norma. En aquest cas, l’Administració, com fins ara, s’abstindrà d’iniciar o continuar el procediment i passarà el tant de culpa a la jurisdicció competent, queda suspès el procediment.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.