Redacte el Protocolo Familiar cuando la sucesión no esté a la vuelta de la esquina

Los instrumentos de toda empresa, como son los acuerdos estatutarios, pueden resultar insuficientes para una empresa familiar, pues éstas precisan particularmente regular otros aspectos que normalmente no son necesarios en empresas no familiares, como los siguientes:

  • Acceso y salida de familiares al gobierno de la empresa.
  • Sucesión.
  • Formación de los futuros directivos.
  • Pactos intrafamiliares.
  • Valores éticos.
  • Fórmulas para resolución de conflictos.
  • Relaciones económicas y profesionales entre los miembros de la familia y la empresa.

Pero en cualquier caso toda empresa familiar debe tener presente que con redactar un Protocolo no se solucionaran los posibles males de la empresa, puesto que este es un proceso delicado, el cual debe abordarse cuando no es necesario. Es decir, el Protocolo familiar debe redactarse y consensuarse cuando existen buenas relaciones entre la familia y la sucesión no está a la vuelta de la esquina.

En el Protocolo la familia debe ser el centro y, por tanto, el garante de los valores, la visión y la misión en la empresa. Para que la empresa siga siendo familiar, va a resultar necesario la creación de algunas estructuras, las corporativas y las familiares, básicamente el Consejo de Familia, que es al que le corresponde mantener vivo el vínculo familia-empresa. Es el en Consejo de Familia donde se debate qué tipo de empresa se quiere ser y en el que se tienen en cuenta los intereses de cada miembro.

El protocolo Familiar debe contar con el consenso de todos los familiares.  Por eso es importante su redacción en un momento pacífico, normalmente de la mano de los propios fundadores. Es importante anticiparse a los posibles problemas que puedan surgir. En el proceso de su elaboración es importante que se impliquen la mayoría de los miembros y que se produzca un debate de los temas a incluir en el mismo. También es conveniente que se revise periódicamente para mantener su vigencia antes los cambios que se vayan produciendo.


Joan Díaz, Dir. Gral de JDA/SFAI



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter