Naturaleza de los rendimientos obtenidos por los socios de sociedades civiles que prestan servicios

La Dirección General de Tributos en consulta vinculante de fecha 17 de noviembre de 2015 da respuesta a la naturaleza de determinados rendimientos obtenidos por los socios de sociedades civiles.

En el supuesto de una sociedad civil que se dedica a prestación de servicios de asesoría administrativa, contable, fiscal y laboral, si la actividad se desarrolla por la sociedad civil, los rendimientos que un socio pueda percibir por su trabajo en la sociedad no se integran en el IRPF como rendimientos del trabajo, sino que su integración se realiza por la vía del régimen de atribución de rentas, constituyendo para el socio una parte del rendimiento de la actividad económica obtenido por la sociedad que le resulta atribuible, ya que se trata de una mayor participación del socio en el rendimiento de la entidad.

Consecuencia de la calificación anterior es que las cantidades percibidas por el socio por su trabajo en la sociedad no constituyen para la entidad gasto deducible para la determinación del rendimiento neto, precisamente por constituir una mayor participación del socio en el rendimiento neto de la sociedad. Por tanto, el socio o los socios que trabajan en la actividad percibirán una retribución, determinada contractualmente, por la aportación de su trabajo. Además, se atribuirán el porcentaje que les corresponda, según los pactos establecidos, del rendimiento neto restante, es decir, una vez deducidas dichas retribuciones.

A los efectos del IRPF, en virtud de la aplicación del régimen de atribución de rentas, los rendimientos que un socio pueda percibir por su trabajo en la sociedad constituyen para el socio una parte del rendimiento de la actividad económica obtenido por la sociedad que le resulta atribuible, al tratarse de una mayor participación de ese socio en el rendimiento de la entidad, y no una retribución satisfecha por la sociedad al socio, lo que excluye la aplicación a los socios de la sociedad civil del régimen establecido para los socios que prestan servicios a entidades de cuyo capital participan, es decir, el régimen de tributación en el IRPF de los socios o partícipes de entidades en régimen de atribución de rentas no se ha visto afectado.

Teniendo en cuenta el carácter de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades en 2016 de la sociedad civil, como sociedad civil con personalidad jurídica sujeta a dicho impuesto, el régimen de tributación de los socios por los servicios prestados a la sociedad sería el correspondiente a las retribuciones satisfechas por los servicios prestados por socios profesionales (dada la actividad de la sociedad que estamos comentando) por las entidades de las que son socios.

Además, será necesario igualmente que la actividad desarrollada por el socio en la entidad sea precisamente la realización de los servicios profesionales que constituyen el objeto de la entidad, debiendo entenderse incluidas, dentro de tales servicios, las tareas comercializadoras, organizativas o de dirección de equipos, y servicios internos prestados a la sociedad dentro de dicha actividad profesional. Cuando se cumplan los requisitos relativos a la actividad, tanto de la entidad como del socio, los servicios prestados por aquél a su sociedad, al margen, en su caso, de su condición de administrador, únicamente podrán calificarse en el IRPF como rendimientos de actividad económica si el contribuyente se encuentra dado de alta en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos o en una mutualidad que de previsión social que actúe como alternativa al citado régimen especial y, en consecuencia las retribuciones satisfechas por dichos servicios tendrían la naturaleza de rendimientos de actividades económicas. En caso contrario, la calificación de tales servicios debe ser de trabajo personal.

La Direcció General de Tributs en consulta vinculant de data 17 novembre 2015 dóna resposta a la naturalesa de determinats rendiments obtinguts pels socis de societats civils.

En el supòsit d’una societat civil que es dedica a prestació de serveis d’assessoria administrativa, comptable, fiscal i laboral, si l’activitat es desenvolupa per la societat civil, els rendiments que un soci pugui percebre pel seu treball en la societat no s’integren en l’IRPF com a rendiments del treball, sinó que la seva integració es realitza per la via del règim d’atribució de rendes, constituint per al soci una part del rendiment de l’activitat econòmica obtingut per la societat que li resulta atribuïble, ja que es tracta de una major participació del soci en el rendiment de l’entitat.

Conseqüència de la qualificació anterior és que les quantitats percebudes pel soci pel seu treball en la societat no constitueixen per a l’entitat despesa deduïble per a la determinació del rendiment net, precisament per constituir una major participació del soci en el rendiment net de la societat. Per tant, el soci o els socis que treballen en l’activitat percebran una retribució, determinada contractualment, per l’aportació del seu treball. A més, s’han d’atribuir el percentatge que els correspongui, segons els pactes establerts, del rendiment net restant, és a dir, un cop deduïdes les dites retribucions.

A l’efecte de l’IRPF, en virtut de l’aplicació del règim d’atribució de rendes, els rendiments que un soci pugui percebre pel seu treball en la societat constitueixen per al soci una part del rendiment de l’activitat econòmica obtingut per la societat que li resulta atribuïble, en tractar-se d’una major participació d’aquest soci en el rendiment de l’entitat, i no una retribució satisfeta per la societat al soci, el que exclou l’aplicació als socis de la societat civil del règim establert per als socis que presten serveis a entitats del capital participen, és a dir, el règim de tributació en l’IRPF dels socis o partícips d’entitats en règim d’atribució de rendes no s’ha vist afectat.

Tenint en compte el caràcter de contribuent de l’Impost sobre Societats en 2016 de la societat civil, com a societat civil amb personalitat jurídica subjecta a aquest impost, el règim de tributació dels socis pels serveis prestats a la societat seria el corresponent a les retribucions satisfetes pels serveis prestats per socis professionals (donada l’activitat de la societat que estem comentant) per les entitats de les que són socis.

A més, serà necessari igualment que l’activitat desenvolupada pel soci en l’entitat sigui precisament la realització dels serveis professionals que constitueixen l’objecte de l’entitat, havent d’entendre incloses, dins d’aquests serveis, les tasques comercialitzadores, organitzatives o de direcció d’equips , i serveis interns prestats a la societat dins d’aquesta activitat professional. Quan es compleixin els requisits relatius a l’activitat, tant de l’entitat com del soci, els serveis prestats per aquell a la seva societat, al marge, si escau, de la seva condició d’administrador, únicament podran qualificar-se en l’IRPF com a rendiments d’activitat econòmica si el contribuent es troba donat d’alta en el règim especial de la Seguretat Social dels treballadors per compte propi o autònoms o en una mutualitat que de previsió social que actuï com a alternativa a l’esmentat règim especial i, en conseqüència les retribucions satisfetes per aquests serveis tindrien la naturalesa de rendiments d’activitats econòmiques. En cas contrari, la qualificació d’aquests serveis ha de ser de treball personal.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.