Longevidad en las empresas familiares

Para tener longevidad, las empresas familiares deben de dotarse, entre otros, de:

  • Algún tipo de ventaja competitiva, sostenible en el tiempo (como todas las empresas)
  • Un accionariado o socios capaces de sostener la empresa, generación tras generación.

Diversos estudios muestran que alrededor del 50% de las empresas familiares tienden a desaparecer en menos de 5 años.

También se puede constatar que, en la cabecera de las empresas más importantes, hay más empresas familiares que empresas no familiares. Las empresas que perduran en el tiempo, así como las familias empresarias, suelen tener estructuras sencillas pero muy eficaces.

En un estudio publicado por el Instituto de Empresa Familiar se ha puesto de relieve que durante la crisis la mortalidad de las empresas familiares ha sido superior a las no familiares en el periodo 2007-2013. La empresa no familiar supuso un 6,60% mientras que la mortalidad en la empresa familiar llegó al 18,30%.

JDA/SFAI



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter