¿Larga vida a las offshore?

La traducción literal de offshore podría ser “alejado de la costa”, o también “ultramar”. Es un término que se utiliza en el ámbito financiero, para adjetivar aquellas sociedades que se establecen en lugares remotos, tradicionalmente islas, aunque no todos como Gibraltar y Andorra, donde los regímenes tributarios son inexistentes o muy permisivos. En nuestra terminología los denominamos paraísos fiscales y la legislación tributaria dedica una especial atención ya que las operaciones con sociedades localizadas en aquellos países normalmente se les presumen una finalidad defraudadora.

El calificativo de Paraíso Fiscal la atribuyen las autoridades fiscales de cada país, publicando una relación para que los contribuyentes lo conozcan, y también advirtiendo de la especial vigilancia a que serán sometidos en el momento que se puedan conocer relaciones con empresas de aquellos países. Actualmente el estado español en su legislación tiene calificados como paraísos fiscales 33 países, en el año 1991 la relación era de 48, cayeron de la lista: Andorra, Antillas Neerlandesas, Aruba, Chipre, Emiratos Árabes Unidos, Hong- Kong, Bahamas, Barbados, Jamaica, Malta, Trinidad y Tobago, Luxemburgo, Panamá, San Marino y Singapur. Éstos suelen ser países pequeños, con poco o nulo tejido productivo, que han basado su crecimiento, o supervivencia, en un sistema legislativo que ha permitido la existencia de sociedades opacas y el secreto bancario, quedando, por tanto, protegida la privacidad de los titulares de las empresas y de las cuentas. Las offshores son sociedades totalmente instrumentales que se utilizan para radicarse en ellas las rentas de negocios (legales o ilegales), y así evitar la carga impositiva.

Desde hace 3 semanas no hay día que no oímos hablar de Panamá y sus papeles, los famosos “Panamà Papers”, y de la multitud de gente famosa e importante en el ámbito político, económico, deportivo… que parece que tienen relaciones con empresas radicadas en ese país y en otros países calificados como paraísos fiscales (sobre todo las Islas Vírgenes Británicas). A raíz de la sustracción de documentación del despacho Mossack & Fonseca han salido a luz información de 214.488 entidades offshores, esto equivale al 37% de las empresas activas de Cataluña a 1 de enero de 2014. Realmente son muchas empresas por un solo despacho, y muy pocas en relación a las que posiblemente las haya en totalidad de los territorios offshores.

Nos da la sensación, por la cantidad de documentación y por la relevancia de los nombres que aparecen, que la utilización de offshores es tanto generalizada y tan habitual, al menos en los grandes centros de poder, y se les supone tan poco esfuerzo para la creación y mantenimiento de este tipo de estructuras, que hacen pensar que estos reductos “piratas” de la economía moderna tienen, por desgracia, una larga vida.

La traducció literal de offshore podria ser “allunyat de la costa”, o també “ultramar”. És un terme que s’utilitza en l’àmbit financer, per adjectivar aquelles societats que s’estableixen en llocs remots, tradicionalment illes, encara que no tots com Gibraltar i Andorra, on els règims tributaris són inexistents o molt permissius. En la nostra terminologia els anomenem paradisos fiscals i la legislació tributària dedica una especial atenció ja que les operacions amb societats localitzades en aquells països normalment se’ls presumeixen una finalitat defraudadora.

El qualificatiu de Paradís Fiscal l’atribueixen les autoritats fiscals de cada país, publicant una relació perquè els contribuents ho coneguin, i també advertint de l’especial vigilància a què seran sotmesos en el moment que es puguin conèixer relacions amb empreses d’aquells països. Actualment l’estat espanyol a la seva legislació té qualificats com a paradisos fiscals 33 països, l’any 1991 la relació era de 48, van caure de la llista: Andorra, Antilles Neerlandeses, Aruba, Xipre, Emirats Àrabs Units, Hong- Kong, Bahames, Barbados , Jamaica, Malta, Trinitat i Tobago, Luxemburg, Panamà, San Marino i Singapur. Aquests solen ser països petits, amb poc o nul teixit productiu, que han basat el seu creixement, o supervivència, en un sistema legislatiu que ha permès l’existència de societats opaques i el secret bancari, quedant, per tant, protegida la privacitat dels titulars de les empreses i dels comptes. Les offshores són societats totalment instrumentals que s’utilitzen per radicar-se a elles les rendes de negocis (legals o il·legals), i així evitar la càrrega impositiva.

Des de fa 3 setmanes no hi ha dia que no sentim parlar de Panamà i els seus papers, els famosos “Panamà Papers”, i de la multitud de gent famosa i important en l’àmbit polític, econòmic, esportiu … que sembla que tenen relacions amb empreses radicades en aquest país i en altres països qualificats com a paradisos fiscals (sobretot les Illes Verges Britàniques). Arran de la sostracció de documentació del despatx Mossack & Fonseca han sortit a llum informació de 214.488 entitats offshores, això equival al 37% de les empreses actives de Catalunya a 1 de gener de 2014. Realment són moltes empreses per un sol despatx, i molt poques en relació a les que possiblement les hagi en totalitat dels territoris offshores.

Ens dóna la sensació, per la quantitat de documentació i per la rellevància dels noms que apareixen, que la utilització de offshores és tant generalitzada i tan habitual, almenys en els grans centres de poder, i se’ls suposa tan poc esforç per a la creació i manteniment d’aquest tipus d’estructures, que fan pensar que aquests reductes “pirates” de l’economia moderna tenen, per desgràcia, una llarga vida.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.