La AEAT mantiene la no deducibilidad de los intereses de demora

Con fecha 7 de marzo la Subdirección General de Ordenación Legal y Asistencia Jurídica ha publicado un informe en el que aborda de nuevo la cuestión de la deducibilidad de los intereses de demora derivados de las liquidaciones dictadas por la Administración Tributaria.

Como antecedentes del origen del informe, tenemos que el TEAC en Resolución de 7 de mayo de 2015 entendía que los intereses de demora derivados de liquidaciones en acta de inspección no eran deducibles. Posteriormente la DGT en consulta vinculante V4080-15 entendía que sí que eran deducibles, argumentando en referencia la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades (consulta comentada en nuestros Apuntes del mes pasado).
En este escenario, la AEAT considera que ante la existencia de dos pronunciamientos vinculantes, uno de la DGT y uno del TEAC, debe primar este último, que vincula a toda la Administración Tributaria. Por lo tanto, entiende que con carácter general, no debe admitirse la deducibilidad de los intereses de demora contenidos en las liquidaciones administrativas derivadas de procedimientos de comprobación, por cuanto tienen una naturaleza indemnizatoria.

Sin embargo es posible que este no sea el final del debate ya que el informe pasa por alto que la Resolución del TEAC se apoya en una Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de febrero de 2010 que a su vez toma criterio de otra del mismo Tribunal de 24 de octubre de 1998 que se estaba pronunciando sobre la deducibilidad de estos gastos, que no son necesarios, cuando el requisito de la necesariedad del gasto para su deducibilidad ya desapareció del impuesto con la publicación de la antigua Ley 43/1995.

El informe parece negar la deducibilidad de los intereses de demora de las liquidaciones tributarias bajo la nueva Ley 27/2014, lo que resulta más curioso cuando la D.G.T. está interpretando de manera razonable el nuevo supuesto de gastos no deducibles del artículo 15.f) gastos contrarios al ordenamiento jurídico, en el sentido de que estos intereses de demora no son gastos contrarios al ordenamiento jurídico, “sino todo lo contrario, son gastos que vienen impuestos por el mismo”.

Como excepción a esta regla general que hemos comentado, entiende la AEAT que, aunque la normativa no los distinga, los intereses suspensivos, entendiendo como aquellos devengados durante la suspensión de una deuda tributaria, sí podrán ser objeto de deducción, dado que tienen un carácter financiero.

Amb data 7 de març la Subdirecció General d’Ordenació Legal i Assistència Jurídica ha publicat un informe en el qual aborda de nou la qüestió de la deduïbilitat dels interessos de demora derivats de les liquidacions dictades per l’Administració Tributària.

Com a antecedents de l’origen de l’informe, hem de TEAC en Resolució de 7 maig 2015 entenia que els interessos de demora derivats de liquidacions en acta d’inspecció no eren deduïbles. Posteriorment la DGT en consulta vinculant V4080-15 entenia que sí que eren deduïbles, argumentant en referència la Llei 27/2014 de l’Impost sobre Societats (consulta comentada en els nostres Apunts del mes passat).
En aquest escenari, l’AEAT considera que davant l’existència de dos pronunciaments vinculants, un de la DGT i un del TEAC, ha de prevaler aquest últim, que vincula tota l’Administració Tributària. Per tant, entén que amb caràcter general, no s’ha d’admetre la deduïbilitat dels interessos de demora continguts en les liquidacions administratives derivades de procediments de comprovació, ja que tenen una naturalesa indemnitzatòria.

No obstant això és possible que aquest no sigui el final del debat ja que l’informe passa per alt que la Resolució del TEAC es recolza en una Sentència del Tribunal Suprem de 25 de febrer de 2010 que al seu torn pren criteri d’una altra del mateix Tribunal de 24 octubre 1998 que s’estava pronunciant sobre la deduïbilitat d’aquestes despeses, que no són necessaris, quan el requisit de la necessarietat de la despesa per a la seva deduïbilitat ja va desaparèixer l’impost amb la publicació de l’antiga Llei 43/1995.

L’informe sembla negar la deduïbilitat dels interessos de demora de les liquidacions tributàries sota la nova Llei 27/2014, el que resulta més curiós quan la D.G.T. està interpretant de manera raonable el nou supòsit de despeses no deduïbles de l’article 15.f) despeses contraris a l’ordenament jurídic, en el sentit que aquests interessos de demora no són despeses contraris a l’ordenament jurídic, “sinó tot el contrari, són despeses que vénen imposats pel mateix “.

Com a excepció a aquesta regla general que hem comentat, entén l’AEAT que, tot i que la normativa no els distingeixi, els interessos suspensius, entenent com aquells meritats durant la suspensió d’un deute tributari, sí que podran ser objecte de deducció, atès que tenen un caràcter financer.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.