Cuidado con las Bases Imponibles Negativas (BINs): muchas empresas tienen importantes ahorros en BINs

Con la reforma fiscal de 2015 se han introducido importantes modificaciones en la legislación sobre la compensación de bases imponibles negativas.

Una de las principales modificaciones es que de forma similar a como ocurre con las empresas que facturan más de 20 millones de euros, a partir de 2016 las BINs tendrán un límite de compensación en cada ejercicio.  Hasta ahora las empresas, si tenían beneficios y en ejercicios anteriores habían tenido bases negativas (generalmente por haber sufrido pérdidas) podían deducirse de los beneficios las BINs de ejercicios anteriores, sin ningún límite.  De esta forma, si las BINs eran elevadas, podían absorber la totalidad de los beneficios y no tributar.  Y al año siguiente seguir con el mismo mecanismo, hasta agotar las BINs.

A partir de 2016, podrán compensar en cada ejercicio las BINs, con un límite, que es el mayor de los dos importes:

  • Un millón de euros
  • El 70% de la base imponible positiva del ejercicio, previa a la reducción por reserva de capitalización (en el ejercicio 2016, dicho porcentaje será del 60%)

Estas limitaciones no serán aplicables ni a las entidades de nueva creación (durante los tres primeros ejercicios que generen bases positivas), ni sobre los beneficios derivados de quitas, ni a determinados casos en que se extinga una sociedad.

En conexión con la anterior modificación, desde 2015 las BINs se podrán compensar sin límite temporal. Hasta el ejercicio anterior, las empresas sólo podían compensar las bases imponibles negativas durante un plazo máximo de 18 años.  A partir de 2015, no existe límite temporal para la compensación de las BINs, es decir, se podrán compensar de forma indefinida.

Esta medida comporta que el legislador haya modificado el plazo de prescripción que pasa de 4 a 10 años.  Es decir, la Administración dispondrá de 10 años para comprobar una BIN, con todo lo que ello implica. Es decir durante 10 años deberá poder acreditarse su existencia con lo que comporta a mantenimiento de documentación.  Transcurridos los 10 años, bastará con aportar la autoliquidación y la contabilidad.

Debido a la crisis muchas empresas han acumulados BINs que, una vez recuperado el tono y entrado en beneficios, son como ahorros que se pueden aplicar en la cuenta fiscal. Tenga en cuenta estas modificaciones, porque de no seguirse puede perder todos los ahorros.

Amb la reforma fiscal de 2015 s’han introduït importants modificacions en la legislació sobre la compensació de bases imposables negatives.

Una de les principals modificacions és que de forma similar a com passa amb les empreses que facturen més de 20 milions d’euros, a partir de 2016 les BINs tindran un límit de compensació en cada exercici. Fins ara les empreses, si tenien beneficis i en exercicis anteriors havien tingut bases negatives (generalment per haver patit pèrdues) podien deduir dels beneficis les BINs d’exercicis anteriors, sense cap límit. D’aquesta manera, si les BINs eren elevades, podien absorbir la totalitat dels beneficis i no tributar. I a l’any següent seguir amb el mateix mecanisme, fins a esgotar les BINs.

A partir del 2016, podran compensar en cada exercici les BINs, amb un límit, que és el més gran dels dos imports:

  • Un milió d’euros
  • El 70% de la base imposable positiva de l’exercici, prèvia a la reducció per reserva de capitalització (en l’exercici 2016, aquest percentatge serà del 60%)

Aquestes limitacions no són aplicables ni a les entitats de nova creació (durant els tres primers exercicis que generin bases positives), ni sobre els beneficis derivats de lleves, ni a determinats casos en que s’extingeixi una societat.

En connexió amb l’anterior modificació, des de 2015 les BINs es podran compensar sense límit temporal. Fins a l’exercici anterior, les empreses només podien compensar les bases imposables negatives durant un termini màxim de 18 anys. A partir de 2015, no hi ha límit temporal per a la compensació de les BINs, és a dir, es podran compensar de forma indefinida.

Aquesta mesura comporta que el legislador hagi modificat el termini de prescripció que passa de 4 a 10 anys. És a dir, l’Administració disposarà de 10 anys per comprovar una BIN, amb tot el que això implica. És a dir durant 10 anys s’ha de poder acreditar la seva existència amb el que comporta a manteniment de documentació. Transcorreguts els 10 anys, n’hi haurà prou amb aportar l’autoliquidació i la comptabilitat.

A causa de la crisi moltes empreses han acumulats BINs que, un cop recuperat el to i entrat en beneficis, són com estalvis que es poden aplicar en el compte fiscal. Tingueu en compte aquestes modificacions, perquè de no seguir-pot perdre tots els estalvis.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.