Caso Volkswagen: Cómo los accionistas ven impávidos la pérdida de su inversión

El escándalo del engaño de la compañía Volkswagen va a traer importantísimas consecuencias a sus accionistas, que por ahora, han visto caer a un tercio de su valor sus acciones, así como a la compañía, a la industria y por ende a todo un país.

De cuando en cuando vemos como la falta de control de cumplimiento en una empresa se traduce en riesgos penales muy importantes, además de un impacto o pérdida de reputación con costes muy elevados. Tan elevados que, a veces,  puede costar hasta la compañía.

La Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA, por sus siglas en inglés) reveló que Volkswagen utilizó software para falsear las emisiones de los modelos Jetta (2009-2015), Beetle (2009-2015), Audi A3 (2009-2015), Golf (2009-2015) y Passat (2014-2015). La compañía trucó sus coches para eludir las estrictas normas medioambientales.

Los vehículos de la marca alemana pasaban la revisión de control de EPA sin problemas, ya que se ajustaban a los estándares exigidos. La compañía había instalado un software en el vehículo que detectaba la posición del volante, los cambios de velocidad y demás procedimientos que indicaban a este sistema que el coche estaba pasando una revisión para, de este modo, reducir las emisiones contaminantes.

Con este sistema, cuando el vehículo volvía a su velocidad habitual todo volvía a su normalidad y las emisiones volvían a aumentar, superando así los niveles permitidos. La empresa alemana ha reconocido que este sistema está presente en 11 millones de vehículos, aunque no en todos está activo. Los vehículos manipulados en EEUU rozan las 500.000 unidades.

La compañía germana, ha perdido, hasta ahora, un tercio de la capitalización bursátil  y se expone a unas multas en EEUU de hasta 18.000 millones de dólares (16.070 millones de euros).Ahora, la cuestión está en si otras empresas automovilísticas también han manipulado los estándares medioambientales de EEUU.

Nos encontramos, una vez más, en la misma situación  de los últimos tiempos (Enron; Worldcom; Healthcare, Parmalat, AIG, Lehman Brothers, Bankia, Glowex, etc). Un estadio que se hace más reiterativo en todo el mundo, CEOs y CFOs que se apropian de las empresas y accionistas que ven como sus inversiones se desintegran como arena entre sus dedos, los organismos reguladores son solo espectadores y todos los ciudadanos sufrimos esta problemática en carne propia.

Es de destacar que las nuevas legislaciones en el mundo como la reciente de España, donde se aprobó una nueva Reforma del Código Penal (Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo) que hace necesario disponer de un sistema de planificación para prevenir los riesgos penales, por primera vez la responsabilidad penal de las personas jurídicas es punible, por las actuaciones realizadas por sus administradores y directivos, cómo por el resto del personal de la sociedad.

No obstante, la cuestión es: ¿cómo ha sido posible que directivos de Volkswagen hayan tomado una decisión como ésta, a todas luces fuera de todo comportamiento permitido en los códigos éticos y de conducta de la compañía y, muy probablemente, de la política del Consejo de Administración?

Es evidente que, como ha manifestado uno de sus más altos directivos, la cagada ha sido monumental, pero está por dirimir quién o quienes tomaron esa decisión y cómo burlaron los controles de la empresa.

Desde julio fecha en la cual entro en vigor la reforma del código penal,  hemos observado dentro de la comunidad empresarial numerosas preocupaciones y consultas sobre cómo encarar esta problemática y nuestra respuesta cotidiana sigue siendo la misma “Ud. siga ocupándose en hacer negocios” que nosotros nos ocupamos de desarrollar e implementar las herramientas necesarias para prevenir los riesgos penales encuadrados en esta Ley, y les remarcamos que es una tarea compleja que debe ser encarada por expertos en tiempo completo y no por amateurs con dedicación parcial, no hay margen de error para la construcción de estas herramientas.

Joan Diaz José

Director General de JDA i SFAI Spain.

Vicepresidente I de Santa Fe Associates International.L’escàndol de l’engany de la companyia Volkswagen portarà greus conseqüències pels seus accionistes, que a hores d’ara  ja han vist caure un terç el valor de les seves accions, així com per la companyia,  l’industria i  tot un país.

De tant en tant ens adonem com la falta de control de compliment d’una empresa es tradueix en riscos penals molt importants, a més d’un impacte o la pèrdua de reputació amb costos molt elevats. Tant és així, que de vegades, pot implicar la pèrdua de l’empresa.

L’ Agència de Protecció Mediambiental d’EE.UU. (EPA), va revelar que Volkswagen utilitzés un software per falsejar les emissions dels models Jetta (2009-2015), Beetle (2009-2015), Audi A3 (2009-2015), Golf (2009-2015) i Passat (2014-2015). La firma va trucar els cotxes per eludir les estrictes normes mediambientals del país. Els vehicles de la marca alemanya passaven la revisió del control de l’EPA sense problemes, donat el fet que s’ajustaven als estàndards exigits, doncs l’empresa havia instal·lat un software en el vehicle que detectava la posició del volant, els canvis en la velocitat i la resta de procediments que indicaven que el cotxe estava passant una revisió, per així, reduir les emissions contaminants.

Amb aquest sistema, quan el vehicle tornava a la seva velocitat habitual tot tornava a la normalitat i les emissions augmentaven superant els nivells permesos. L’empresa alemanya ha reconegut que aquest sistema està present en 11 milions de vehicles, malgrat que no actiu en tots ells. Els vehicles manipulats a EE.UU pugen a 500.000 unitats. Volkswagen ja ha perdut un terç de la seva capitalització borsària i s’exposa a multes a EE.UU de fins a 18.000 milions de dòlars (16.070 milions d’euros). Ara, la qüestió és si d’altes empreses d’automoció també han manipulat els estàndards mediambientals dels EEUU.

Ens trobem, una vegada més, davant la mateixa situació que els casos Enron, Worldcom, Healthcare, Parmalat, AIG, Lehman Brothers, Bankia, Glowex, etc.) Una situació que es fa més reiterativa  en tot el món: CEOs i CFOs que s’apropien de les empreses, accionistes que veuen com les seves inversions es desintegren com sorra entre els dits, organismes reguladors que es converteixen en espectadors i una ciutadania que acaba patint les conseqüències.

Cal destacar que les noves legislacions del món, com recentment la Reforma del Codi Penal a Espanya (Llei Orgànica 1/2015, del 30 de març de 2015) fan necessària el fet de disposar d’un sistema de planificació per a la prevenció de riscos penals, doncs per primera vegada la responsabilitat penal de les persones jurídiques esdevé punible, tant per les actuacions realitzades pels administradors i directius, com per la resta de personal de la societat.

Tot i així, la qüestió és: com ha estat possible que els directius de Volkswagen hagin pres una decisió com a aquesta? Sens dubte fora de tot comportament permès pels codis ètics i de conducta de la companyia i, molt probablement, de la política del Consell de Direcció.

Es fa evident, com ja ha manifestat un dels més alts directius de la companyia, que la cagada ha estat monumental, però que estan per dirimir qui o quins van prendre aquesta decisió i com van burlar els controls de l’empresa.

Des de l’entrada en vigor de la reforma del Codi Penal, hem observat preocupacions i consultes dintre de la comunitat empresarial sobre com fer front a aquesta problemàtica. La nostra resposta quotidiana continua essent la mateixa: “Vostè continuï fent negocis” que nosaltres ens ocuparem de desenvolupar i implementar les eines necessàries per a la prevenció de riscos penals que s’emmarquen en aquesta llei, doncs aquesta és una feina complexa que ha de ser portada a terme per experts a temps complet i no per amateurs de dedicació parcial, no hi cap marge d’error per a la construcció d’aquestes eines.

 

Joan Diaz José

Director General de JDA i SFAI Spain.

Vicepresident I de Santa Fe Associates International.



Dejar un comentario "El nombre que nos facilite aparecerá publicado junto a su comentario"

Suscríbete a nuestra newsletter

Información básica sobre Protección de datos
Responsable: JDA Expert LegalTax, S.L.P.; Finalidad: El envío de comunicaciones comerciales; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional; Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.jda.es/protecciondatos/contactos/.